MANGA RESEÑAS

5 motivos para leer “Soy Sakamoto, ¿por?”

sakamoto_1_03Sakamoto es aparentemente perfecto. Inteligente, generoso, elegante, guapo, saca buenas notas y siempre tiene una solución para cualquier problema. Es tanta la perfección que destila que sus compañeros se debaten entre la envidia y la admiración, intentando dejarle en ridículo una y otra vez con nulos resultados. ¿Quién demonios es Sakamoto?

Este es el argumento de Soy Sakamoto, ¿por?, el manga de Nami Sano editado en nuestro país por Milky Way y que cuenta con un total de cuatro tomos. Pero, ¿merece la pena? Os damos cinco motivos para intentar convenceros.

1.- El protagonista: Sakamoto es uno de los protagonistas más peculiares vistos en una comedia, con unos recursos delirantes para salir siempre airoso de cualquier situación, una tranquilidad pasmosa para afrontar las adversidades, movimientos ágiles y elegantes y una filosofía de vida con la que nunca sabemos si hace las cosas totalmente en serio o en realidad se ríe de sus compañeros.

Esa ambigüedad se mantiene durante todo el manga y es uno de sus grandes recursos cómicos, creando situaciones incómodamente divertidas, sorprendiendo continuamente con sus salidas y comentarios. Sakamoto, eres único.

2.- Los secundarios: Para que Sakamoto brille necesita una buena galería de secundarios y el manga no anda falto de ellos. El compañero que es objeto de acoso por sus compañeros, los macarras que acaban sintiendo algo más que amistad por el protagonista, la chica que intenta utilizar sus encantos femeninos con Sakamoto… Las interacciones entre todos son la sal de la historia, con resultados siempre inesperados y moralejas de buen fondo pero a las que se llegan de forma muy poco habitual.

sakamoto_1_043.- La vuelta de tuerca a los estereotipos: Todos hemos leído muchas historias de instituto japonés pero la autora se esmera por evitar que caigamos en el déjà-vu. La forma de afrontar el acoso escolar de Sakamoto es brillante y los momentos románticos os arrancarán más de carcajada. Incluso la presencia de una avispa en clase se volverá algo épico. Lo cotidiano se convierte en extraordinario con Sakamoto.

4.- El dibujo: Si bien es algo irregular, encaja con la intención del manga de alejarse de los clichés. Mientras que Sakamoto es un personaje elegante y espigado de movimientos sutiles y precisos, encontramos macarras con barriga cervecera, chicas regordetas alejadas de la perfección de otras obras similares y, en definitiva, una galería de físicos y rostros peculiares y personales. No busques un reparto con las mismas caras y peinados una y otra vez. Y esas expresiones de admiración y amor…

5.- La longitud: Cuatro tomos, duración perfecta para que la fórmula no se queme y que el desembolso económico no se dispare. No hay excusa en ese sentido para no hacerse con Soy Sakamoto, ¿por?

Etiquetas
comparte-small

Sobre el autor...

Dan

Amante del manga, anime y videojuegos por partes iguales... Lleva dando guerra en blogs como "Noticias Otaku Center" y "Deculture", o en podcasts como "Apocalipsis Friki" desde hace más de 5 años.
Ahora, en Omega Center Blog, al frente de todo lo que acontece en el país nipón.

Comentar

Publicar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *