MANGA

¡CANCELADA! Obras que nos gustaría recuperar

Desde el nacimiento de la industria del manga en España, han sido numerosas las obras que, por unos motivos u otros, no se han completado. Con cada cancelación, se nos arrebata un pedazo de ilusión y, por qué no decirlo, se nos toca un poco la moral. Está claro que las editoriales han de optar por preservar beneficios, cortando para ello esas obras que no venden lo esperado o que, directamente, generan pérdidas. En este artículo, repasaremos algunas de las obras que nos gustaría recuperar (si nos concediesen este deseo imposible), editorial por editorial.

 

Logo Planeta

PLANETA CÓMIC

Es, probablemente, la editorial que ha cancelado y/o paralizado más obras a lo largo del tiempo. Son muchos los mangas que deseamos que vuelvan por arte de magia algún día, pero las posibilidades son prácticamente nulas.

Empecemos por una obra tremendamente querida y popular, Yu-Gi-Oh. Tiempo ha, la editorial nos la iba trayendo en formato fascicular, con números de unas 64 páginas a ritmo quincenal. No llegó a completarse. Posteriormente, entre 2009 y 2012, volvieron a intentarlo con la edición bunkoban, mucho más atractiva. Sin embargo, tuvo que ser cancelada por bajas ventas también, llegando tan solo al número 12 de los 22 que formaban la colección.

Otra obra cuya cancelación también dolió fue Otomen. Esta divertida y transgresora historia que ponía en jaque los roles de género de una forma tierna y bien construida no aguantó tampoco el envite de las bajas ventas. Solo 6 tomos se publicaron, de los 18 que constaba la colección. Afortunadamente, Aya Kanno volvió al panorama nacional gracias a Tomodomo y su Réquiem por el rey de la rosa.

Un caso curioso fue el de Shin-Chan, que a pesar de su enorme popularidad gracias a su emisión en canales autonómicos no funcionó como se preveía. Planeta lo intentó, en primer lugar, en 2002, publicando una edición en formato fascicular, nuevamente en tomos de unas 64 páginas. Se llegaron a publicar 50 de estos, llegando hasta lo que sería el número 26 de la edición original japonesa. Posteriormente, en 2008, volvieron a intentarlo, con una edición en formato tomo más acorde a lo que por entonces estábamos acostumbrados. Se publicaron solamente 13 de los 50 tomos que formaban la colección.

Y años más tarde, ECC recogió el guante de las desventuras del gamberro más alocado de Kasukabe, publicando una edición de 6 tomos con una selección de sus mejores gamberradas.

Continuamos con Team Medical Dragon, un más que interesante seinen de medicina que nos mostraba sin cortapisas todo lo que se cuece entre bambalinas en la burocracia del sistema sanitario japonés. Tan solo se publicaron 4 tomos de los 24 que formaban la colección. Una auténtica lástima.

No quiero dejar de mencionar otras obras muy recordadas por los lectores que tampoco tienen visos de completarse, como Llegando a ti, Detroit Metal City, Cómo matar al dragón o Emma, cuya publicación estaba a punto de terminar, pero la editorial decidió dejarla así, a dos tomos de su final.

Logo Norma

NORMA EDITORIAL

Vamos ahora con las obras de Norma que nos gustaría recuperar. A pesar de que es quizá una de las editoriales que menos mangas ha cancelado, no podemos olvidar ciertas obras cuyo final nunca llegamos a leer. Así, por ejemplo, tenemos la más que popular Beyblade, que quizá llegó un poco tarde. Esta conocida serie de combates de peonzas comenzó a publicarse en 2003, y solo 3 de los 14 tomos de la colección vieron la luz en nuestro país.

Agharta fue otra de las obras que sufrió este hachazo. Este misterioso e intrigante seinen llegó hasta el tomo 9, restando solamente 2 para terminar la colección.

Tampoco nos olvidamos de Kizuna, este BL cargadito de acción y erotismo, que se quedó a las puertas del final, ya que la editorial publicó 10 de los 11 tomos de los que se componía la obra.

Finalmente, también queremos destacar el desafortunado caso de La magia de Hibiki, cuyas escasas ventas provocaron que solo nos llegaran los 2 primeros tomos de la obra, que constaba de un total de 6.

Logo Ivrea

IVREA

La editorial argentina también ha dejado un reguero de obras por el camino, muchas de ellas todavía demandadas por el público, que espera alguna reedición en nuevos formatos.

Sin duda, una de las más aclamadas es Kekkaishi. La editorial publicó 15 de los 35 tomos que componían la edición original de la obra. ¿Quizá con la nueva edición kanzenban prueben suerte? Crucemos los dedos.

El manga de mechas Kurogane no Linebarrels corrió la misma suerte. Solamente alcanzaron el número 10 de los 25 que componían la colección. En el caso de Bar Limelight, un interesante seinen sobre un misterioso barman capaz de conceder cualquier deseo, se llegó a publicar hasta el tomo 5, de los 9 que tiene en total.

El manga picante Desire se quedó mucho más atrás, ya que la editorial solo alcanzó el tomo 8 de los 25 que conforman esta historia. También fue sonado el caso de Freesia, un manga muy querido por el público con un concepto muy interesante, basado en la llamada Ley de la Venganza. Esta ley ampara a todos los familiares que deseen tomar la justicia por su mano y asesinar a quien eliminó a alguno de sus seres queridos. Solo se llegó hasta el tomo 8, y la colección tenía un total de 12, por lo que no faltaba mucho para finalizarla.

El caso de Erementar Gerad es curioso, ya que la historia se planteaba en diferentes arcos paralelos diferenciados por colores. A España nos llegaron el rojo y el azul, denominado Flag of Bluesky. Mientras que la serie roja nos llegó al completo, con sus 18 tomos, de la azul nos quedamos en el 6. En ese momento, la colección seguía publicándose en Japón con 8 tomos a sus espaldas.

No queremos dejar de mencionar tampoco obras como Eden’s Bowy, Mixim 11, Heaven’s Prison o Lagoon Engine.

OTRAS EDITORIALES

No solamente las, digamos, grandes editoriales acusan el problema de la cancelación. También las demás han dejado obras sin terminar, dejando a sus lectores con las ganas de saber como sigue su historia favorita. Hay muchas más obras que nos gustaría recuperar.

Así, tenemos a Dolmen Editorial, que solamente publicó 2 de los 8 tomos que conforman la obra Vampire Hunter D. O la obra clásica Meteoro, de la que se publicó el primer tomo, dejándola inconclusa a falta de solo un tomo para finalizarla. También destacado fue el caso de Wild Adapter, que dejaron colgada a un tomo de finalizar, cuando ya habían publicado seis de los siete tomos de la colección.

Ponent Mon también ha cancelado varias obras. Las andanzas del hámster salido Ebichu quedaron a 10 tomos del final, habiéndose publicado solo los 5 primeros tomos. La más que interesante Homunculus se quedó asimismo con las ganas; se publicaron 9 de los 15 tomos de esta obra.  La obra Survival: Japón en ruinas fue quizá el caso más sangrante, ya que solo se lanzó el primer tomo, cuando la obra consta de 10.

Panini tampoco está exenta de dejarnos con la miel en los labios. Aprender a querer se quedó inconclusa en el tomo 8, de los 14 que conforman la obra. La misma suerte corrió Brave 10, este manga de aventuras que quedó cancelado en el tomo 6, cuando apenas restaban 2 para finalizar.

Y cerramos artículo con un manga cuyo título viene al pelo. Se trata de Ultimo, la obra publicada por Hiroyuki Takei (autor de Shaman King) en colaboración con Stan Lee. Panini alcanzó el tomo 7 de la obra, quedando pues 5 tomos pendientes de publicar.

A lo largo de este artículo hemos querido repasar solamente algunas de las obras que se han quedado en el camino y nos gustaría recuperar. Obviamente, no están todas las que son, pero sí son todas las que están. Os invitamos ahora a comentarnos cuáles han sido las cancelaciones que más os han dolido y por qué. ¡Os leemos atentamente!

comparte-small

Sobre el autor...

Yer Wells

Lector de manga desde hace más de diez años y habitual redactor sobre este campo. Me maravillan las historias raras y busco sorprenderme en cada lectura. Lo mainstream no está reñido con la calidad.

5 Comentarios

Publicar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *